martes, 24 de enero de 2012

Capitulo13-Un fuerte escalofrío por cada parte de mi cuerpo.

Estuve esperando un buen rato a Jake, hasta que me harté y me senté en el sofá.
Oí pasos a mi alrededor, acercándoos lentamente, yo pensado que era Jake me di la vuelta y para mi sorpresa era una chica medianamente de mi edad, rubia, ojos enormes y azules celestes, alta y con cara de simpatía.
   K: hola, tú eres Elisabeth?
   E: ehh, sí, y tú, quién eres?
   K: aah perdona, yo soy Kris, soy la hermana pequeña de tu.. de Jake.
   E: aah, no sabía que Jake tenía una hermana pequeña, pues encantada Kris, espero que nos llevemos bien.
Oí pasos descordinados contra el suelo y cuando me di la vuelta ahí estaba él, mi niño perfecto. Le sonreí y le miré pero me di cuenta de que las cosas no estaban tan bien como antes, ahora era el Jake serio que nunca había conocido.
   J: Kristina, qué haces aquí?
   K: pues, haber como te lo digo, vivo aquí, tú porque no pases tiempo en casa y no me veas no quiere decir que no exista, además he visto a tu novia aquí sola y vine a conocerla.
   J: bueno pues ya la conoces, vámonos Beth.
   E: ya?, pero...
No me dio tiempo a despedirme de Kristina, por lo visto Jake no se llevaba muy bien con ella, pero eso no era motivo para que la tratase así, iba a tener una seria conversación con él. Me cogió de la mano y fue acelerando el paso cada vez más rápido hasta que empezamos a correr. Nos fuimos parando poco a poco dejando atrás la casa, las malas miradas, dejando atrás todo lo malo, para poner sonrisas, buenas miradas, al amor.
   E: Jake, sé que te pasa algo por favor dímelo.
   J: nada importante cariño, cuando tu estas se me borra todo lo malo.
Me cogió de la mano y empezamos a andar lentamente hasta llegar a aquel jardín lleno de rosas del que me había enamorado desde el primer momento y allí estaba aquel árbol, el único testigo de nuestras conversaciones y de nuestros besos.
Me miró fijamente a los ojos con esa mirada suya llena de pasión y alegría . Se acercó lentamente hacia mi boca y me dio un suave beso en los labios seguido por otro más diferente, este era mas apasionado.
Nos alejamos lentamente, pero el aroma de las rosas aún se podía oler incluso cuando llegamos a la piscina. Quería conocer toda la casa, descubrir rincones ocultos, pero ante todo quería divertirme con él.
   E: Jake, mira ven corre, mira lo que hay en la piscina.
Jake se acercó lentamente pensando en que había allí dentro para que me llamara tanto la intención, pero él no sabía cuales eres mis reales razones. Me acerqué a él y le empujé lentamente . Vi como caía de cabeza y como poco a poco salía a la superficie.
   J: te parecerá bonito empujarme, anda ayudame a subir.
Me acerqué lentamente hacía el bordillo de la piscina extendiendo mi mano hacía la suya y en ese momento me arrepentí de hacerlo. Vi su sonrisa diabólica y entonces me di cuenta de lo que iba a pasar, iba directa hacia la piscina.
De mi boca salió un grito, pero quedo apagado por el agua y por las fuertes carcajadas de Jake. Salí a la superficie y puede observar cono estaba en una esquina mirándome y riéndose. Me puse a nadar en su dirección, pero él fue mucho mas rápido que yo y me acorraló en una de las esquinas.
   J: señorita, ha sido una chica muy mala.
   E: pero usted mucho mas, caballero.
   J: sabias que es malo llevarle la contraria a los chicos malos?
   E: y qué pasará si te llevo la contraria?
   J: pasara...
Se acercó lentamente, me miró y se dibujo es su cara esa sonrisa que me volvía loca, él lo notaba y cada vez que veía mi cara de deseo soltaba una carcajada. Me besó lentamente mientras sus dedos jugueteaban con mi espalda, me miraba, se reía...
Nos separamos lentamente, sin dejar de mirarnos a los ojos, inspeccionando cada parte, riéndonos, amándonos.
Jake salió de la piscina y me tendió la mano para que saliera yo también, estamos mojados, empapados y sin ninguna toalla a nuestro alcance. Me abrazó lentamente intentando quitarme el frío, pero su voluntad tuvo otro efecto al rozar mi cuerpo. Sentí un fuerte escalofrío por cada parte de mi cuerpo.
Empezamos a andar lentamente hacia esa casa, mágica que me hacia olvidar todo lo malo dejando solo sitio a lo bueno.
Entramos desde el salón y vi a Kris mirando la tele, me miró y me sonrió, pero la sonrisa se le borro al mirar a Jake.
Subimos las escaleras y entramos en el cuarto de Jake. Sabía lo que iba a pasar en su cuarto estos días.

2 comentarios:

  1. ESTA MUY BONITO FLAKITA DE DONDE SACAS TODO ESO ¿?

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias :)
    pues un poco real y un poco de imaginación :)

    ResponderEliminar